NOSOTROS DESPUÉS DE LAS DOCE – LAIA SOLER

Nosotros-después-de-las-doce.jpg

AÑO DE PUBLICACIÓN:07/2016

EDITORIAL: Puck

PÁGINAS:  320 páginas.

TEMÁTICAS: Romance, Juvenil, ficción.

SINOPSIS: Aurora vive en Valira, un pequeño pueblo situado entre montañas. No cree en los cuentos de hadas, pero sí en la magia. Al fin y al cabo, Valira debe su nombre a una reina feérica. Dice la leyenda que la sangre de las hadas aún corre por las venas de sus habitantes, que el pozo del pueblo alberga el espíritu de la reina y que el antiguo carrusel de la plaza posee poderes extraños. No, en Valira nadie se atrevería a negar la existencia de la magia.
La víspera de San Juan, la noche más mágica del año, la mejor amiga de Aurora, Erin, regresa al pueblo después de dos años viviendo en la gran ciudad. Y con ella vuelve Teo, su hermano gemelo, cuya presencia Aurora prefiere evitar. Pero la mirada de Teo no es tal como ella la recordaba, ni su pelo, ni su sonrisa. Y cuando el más poderoso de los sentimientos asoma entre los dos, Aurora empezará a dudar de si acaso estará viviendo la segunda parte de una historia de amor olvidada o… no.
Con una voz potente, actual y profundamente evocadora, Laia Soler teje una historia salpicada de magia que nos arrastra por las turbulentas aguas de la memoria, el dolor y el amor para reflexionar sobre todo aquello que nos une, nos separa y nos hace crecer como personas.

opin2

“Aurora empezó a recoger. Barrió, fregó, frotó, enjuagó y aclaró, y cuando todo volvió a estar limpio, con sus sueños de azúcar muriendo entre restos de comida, salió de casa y olvidó. Olvidó su dolor y, con él, sus sueños y el futuro que había empezado a desear.”

Valira, una villa creada por la magia. En ella todo puede ser posible, los forasteros van en busca de aventuras, y los secretos que desean ser guardados serán finalmente descubiertos. De allí pertenece nuestra insegura Aurora, la bella durmiente que no desea tener alguna relación con el cuento de princesas como cualquier otra chica lo hubiese deseado. Está rodeada de postres, cruasanes, galletas, el verdadero paraíso encontrado, sólo que Aurora no piensa de ese modo, y existe ese pequeño secreto que no le permite disfrutar de las pequeñas cosas. Comenzaré primero con decir que “Nosotros después de las doce” es una lectura que realicé en conjunto con mi querido club de lectura: Folloner@s club, quien quiera inscribirse y ser parte de ésta increíble unión por todo el mundo aquí les dejaré el enlace (Click aquí) y ahora que he dejado ésta pequeña introducción, empezaré a darles una cháchara  sobre lo que me pareció el libro de Laia Soler

Es la hora y no estoy segura sobre la calificación de la reseña, porque hay tantos factores tanto positivos como negativos, que hacen destornillar mi cabeza y lanzarme un ec064590086e08463fcbe56d173c40a8innumerable de vocecillas sacándome de mis casillas. Por un lado me gustó la novela, por otro no tanto. Principalmente estoy casi segura que éste lio se debe a Aurora, claramente nuestro personaje protagónico. Se me hizo imposible conectar con ella, yo daba todo mi esfuerzo por agarrarle la mano para convertirnos en una sola, pero ella me rechazaba (típico de Aurora, ya sabrán porque lo menciono) esto sin duda me impidió ligarme a la novela y persistir en la lectura. Cuando pensaba: “Ah… debo terminarlo” exhalaba fuertemente y me debatía entre seguirlo más adelante o ahora mismo, algo que sin duda no le deseo a ningún lector ¡ni a mi enemigo!

Transcurrido el libro comprendí ciertas cosas que antes odiaba en ella, pero no omitía la idea de que aun así, y sabiendo la causa de su personalidad, me cayera de maravilla. Entre las dos no hubo ningún “Click”, ese sonidito cuando te aferras al papel protagónico, por muy diferente que fuese su carácter, en Aurora no lo sentí. De todos modos encontré cosas positivas, me gustó que no fuese tan dependiente, nada dulzona, sin embargo duda mucho de todo y al mismo tiempo de nada, pero vale, más adelante cuando leas la historia te darás cuenta de porqué ocurren esas pequeñas cosas. En relación ahora con Teo, diré algo un poco gracioso y mi único problema con él: su nombre. Suena raro (e.e) pero cuando escucho el nombre de Teo pienso que se está dirigiendo a un oso de felpa, lo que hace no tomármelo como el chico de apariencia a como es descrito en el libro.

¿Por el resto de él? Lo amo, lo amo jodidamente. Ahora mismo lo desnudaría y ¡voilà! Solito para mí. Me lo como con salsa y chispas de chocolate, y entre otras cosas, que mejor me guardo, aunque no puedo evitar fangirlear al pensar en ese chico. Teo es Teo, lo dejo en plano y bien dicho. Me encantó –omitiendo su nombre-. Desde el principio a su fin fue el personaje que más me gustó de toda la novela. Es alguien que te entretiene de una jalada, porque es: gracioso, romántico, sexy, dulce, tierno, parece sacado de una maquina creadora de hombres perfectos.

-“Veo cómo me miras y sé que ahí hay algo. Puedo esperar hasta que estés preparada. Voy a esperar, porque sé que me quieres y que mañana o dentro de una semana o de un mes o de un siglo estarás preparada para decirlo.”

Con relación a los otros personajes, uno de mis preferidos fue el Abuelo de Aurora. Era uno de los pocos que hacia agradable el libro, es alentador, siempre está allí para ella y con un abuelo así quisiera quedarme para siempre como una niña y montarme en el carrusel. Erin también gustó mucho, y el resto de personajes igual, cada uno me sacaba una carcajada, una exclamación, alguien en algún momento aligeraba el ambiente haciéndolo agradable. Y con respecto al desenlace, no me convenció como hubiese querido. Fue algo inesperado, sí, pero no del tipo “¡Wow, es increíble, me encanta!” no, para nada, fue algo normalito. En toda la historia Aurora lo coloca como una catástrofe, algo totalmente oscuro, y terminó siendo una cuarta parte de sorprendente.

Los lugares de “Nosotros después de las doce” son increíbles, tiene ambientaciones que literalmente te hacen desear estar allí, historias magnificas, historias que quisieras nddldpresenciar, como el pozo de la reina Feérica, o el carrusel de la familia Dubois, ese carrusel mágico, albergado de muchos secretos. En todo caso, no me convenció totalmente, espero saber realmente si fui la única que lo sintió así.

Por otro lado, Laia tiene una pluma excelente, me gusta la forma en que narra, sus descripciones en torno a los lugares, el modo en que te introducirá en Valira, el pequeño pueblo de los deseos, la magia, donde todo también puede ser posible. El vocabulario en el libro es amplio, nada soso y sencillo, pero tampoco complejo, yo diría que está en el intermedio de las dos. La historia también mantiene una secuencia lógica, y su forma de redactar se empalma muy bien al hilo del libro. Fue entretenida, me llamó mucho la atención y aunque no haya sido como esperaba, tampoco me dejó con un amargo sabor, en realidad, me hace querer leer su otro libro “Heimas es hogar en irlandés”.

Ésta es mi humilde opinión sobre “Nosotros después de las doce”. Estoy feliz de haber participado en esta lectura conjunta (ddcorazones flotando de aquí alládd) hace tiempo quería leerlo pero por el tiempo se me hacía un poco imposible, aun así lo terminé, y ¡ta-daa!

Quiero que me comenten sobre qué opinan ¿les gustó el libro chicos? ¿Se sintieron identificados con mi reseña o piensan todo lo contrario? Espero pronto colocar otra reseña de mis tantas a deber xD así pues, ¡nos leemos más adelante!

¡CALIFICACIÓN!

3.5/5

bookbookbook

Anuncios

3 comentarios en “NOSOTROS DESPUÉS DE LAS DOCE – LAIA SOLER

  1. Alpispa dijo:

    ¡Hola!
    A mí me gustó mucho, aunque es cierto que Aurora a veces es demasiado fría una drama queen. Sobre todo disfruté de la última parte, que es donde se transmite muy bien el mensaje y empatizas más con los personajes ^^
    ¡Besos!

    Me gusta

  2. Isabel dijo:

    Hola!
    Resalto de la historia la ambientación mágica y fascinante, de verdad que nos describe un pueblo encantador que encierra lugares increíbles, igualmente el mensaje es muy bonito y tiene unas frases preciosas. Teo también me conquistó por completo pero Aurora no me convenció en ningún momento y el abuelo tiene sus cosas adorables al mismo tiempo que su parte oscura, es un personaje gris.
    Buena reseña.
    Besos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s